Teléfonos de contacto
+34 636 126 683
+34 966 730 153
Horario
Lunes - Viernes
Desde las 9:00 h.

Nuestros primeros contactos con la terapia FASCIAL se remontan al año 2006, con el Profesor Andrzej Pilat -creador del método de Inducción Miofascial - MIT© y referente en el estudio de la FASCIA - , a partir de ahí surgió nuestra "pasión" por la Fascia.

En SOMAT hemos realizado la formación completa que imparte el Profesor Pilat -Escuela de Terapias Miofasciales TUPIMEK-, cerrando dicha formación con el postgrado de Especialización en Liberación Somatoemocional.

¿Qué es la fascia?

La continuidad del tejido fascial o mejor dicho el sistema fascial, permite que éste actúe como un elemento integrador e intercomunicador, permitiendo así la comunicación con otras estructuras del cuerpo. La "fascia" no sólo va a estar presente en el aparato locomotor, sino también está presente en todos los sistemas del cuerpo: respiratorio, nervioso, digestivo, circulatorio-cardiovascular, inmunitario, genito-urinario, hormonal.

Las disfunciones fasciales generan limitaciones en las funciones de las estructuras del cuerpo y producen dolor. Por tanto una terapia miofascial bien empleada podría generar en el paciente enormes beneficios, ya que un buen estado tensional de este sistema (tejido fascial) permitiría el desarrollo óptimo de la dinámica corporal (movimiento en todos los planos, tejidos y sistemas), siendo ésta fundamental en el mantenimiento de la salud, así como en la recuperación de disfunciones o patologías.

¿Qué es la Inducción Miofascial?

En nuestro centro apostamos por la Terapia de Inducción Miofascial–MIT®-.

El creador del método, el profesor Andrzej Pilat, define el método de Inducción Miofascial –MIT®-como "un método de evaluación y tratamiento donde se utilizan movimientos tridimensionales y presiones sostenidas en todo el sistema fascial para eliminar sus restricciones".

Por tanto en multitud de situaciones, nuestros pacientes (en todas las etapas de la vida) podrían verse beneficiados por la terapia miofascial: deporte, trastornos respiratorios, trastornos del suelo pélvico, embarazo y post-parto, alteraciones en el sueño, disfunciones del sistema nervioso (central y periférico), circulatorio (linfedema), digestivo.